Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar sus avisos y para analizar el tráfico. También recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Puedes acceder a nuestras políticas de cookies en este enlace.

Bifaz cordiforme

PLILP006

Nuevo

Réplica de bifaz cordiforme (11 x 8.5 x 1.7 cm)

Más detalles

20,66 €

Información

Réplica en resina de bifaz cordiforme Musteriense
El bifaz cordiforme es un tipo de bifaz bastante plano, simétrico y en forma de corazón.
Estos bifaces aparecen en el Achelense y perduran durante el Musteriense (Paleolítico medio), especialmente en la facies denominada Musteriense de Tradición Achelense (MTA, Paleolítico Medio),donde aparecen con cierta frecuencia. La pervivencia de este tipo de bifaz (así como de otros tipos) en el MTA se explica más por convergencia cultural que por transmisión directa de la tecnología (Aggsbach 2013). Se diferencian de los bifaces subtriangulares en que su máxima anchura está ligeramente por debajo de la mitad de la pieza, bordes recurvados y tanto la punta como la base son más redondeados (hay varios subtipos, algunos bastante alargados o subcordiformes, Aggsbach 2010)

Los bifaces
Un bifaz es una herramienta característica del paleolítico inferior reinventado por los Neandertales en el Musteriense (Paleolítico Medio, especialmente en la facies denominada Musteriense de Tradición Achelenese o MTA), cuya morfología apuntada se configura mediante el tallado bifacial de dos caras alrededor de un borde o filo (esta técnica se denomina modo 2 o achelense, epónimo del yacimiento francés de Saint-acheul). Su elaboración en torno a un eje longitudinal y transversal genera una pieza que es simétrica si la miramos de frente y de perfil. Aunque no todos los bifaces son simétricos o tienen forma apuntada, obedecen por regla general a un esquema de golpeo bastante estandarizado donde apenas se dejan golpes al azar (responde a un esquema de trabajo predefinido). De funcionalidad variada (despedazado de grandes herbívoros, corte.., incluso como objeto de intercambio), su elaboración exige mucha destreza técnica, capacidad de abstracción y sentido de la proporción y la simetría.
Los bifaces más antiguos aparecieron en Africa, Konso Gardula (Etiopía) y Kokiselei (Kenia) , y presentan dataciones que alcanzan 1,7Ma (Proceedings of the National Academy of Sciences, 2012). A excepción de la indutria bifacial de Ubeidiya (Israel, 1,5Ma), y de Tamil Nadu (entre 1 y 1,6Ma), los bifaces aparecen en Eurasia después del millón de años y sobre todo, a partir del 500.000 con los heidelbergensis. En la península Ibérica encontramos bifaces rondando el millón de años en muy pocos yacimientos;  la Boella (1Ma), Cueva Negra (800ka) o la Solana del Zamborino (700ka) son excepciones en un "contexto tecnológico" dominado por el Modo 1. El hecho de que en esos momentos la gran mayoría de yacimientos presente industrias asociadas al Modo 1 plantea, o bien una diversificación técnica entre los mismos homínidos (hacían bifaces o no en función de sus necesidades) o quizá, grupos de homínidos diferentes que conocen la talla bifacial frente a otros, que todavía utilizan el modo 1 (en Atapuerca, por ejemplo, el Modo 1 está presente desde 1,4Ma hasta 500.000 años, momento en que aparecen los bifaces).

Bifaces de hueso
Existen en el achelense algunos ejemplos de bifaces elaborados en marfil y grandes astillas de hueso como los de Castell di Guido ( 2 , 3), y Fontana Ranuccio en Italia,  o el de Rhese (Quaternary International 2005) y Bilzingsleben  en Alemania (Quaternary International 2016), Revadim (Israel) y otro ejemplar de 180.000 años en China (QI 2015).

 Bifaces

© Paleomanias

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Bifaz cordiforme

Bifaz cordiforme

Réplica de bifaz cordiforme (11 x 8.5 x 1.7 cm)

Escribe tu opinión

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

Productos relacionados