Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar sus avisos y para analizar el tráfico. También recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Puedes acceder a nuestras políticas de cookies en este enlace.

Anzuelo neolítico

PLIHP025

Nuevo

Anzuelo neolítico ( 3 x 1.6 x 0.3 cm)

Más detalles

3,31 €

Información

Anzuelo neolitico
Réplica de anzuelo neolítico con perfil en U, elaborado a partir de falange. Se presenta con 40 cm de hilo trenzado simulando tendón.

El consumo de pescado
Las más antiguas evidencias arqueológicas de consumo de pescado nos sitúan en el tiempo de los Neandertales. En el yacimiento francés de Peary, las huellas de uso en ciertas herramientas líticas revelaron el procesado de pescado entre 250.000 y 125.000 años (PlosOne 2001). Pero una cosa es consumirlo y otra muy diferente, pescarlo. Se ha confirmado el consumo de pescado demersal (de costa), en el yacimiento de Blombos (Sudáfrica), entre 140.000 y 50.000 años (Current Anthropology 38), un yacimiento por cierto donde se manipuló ocre hace más de 100.000 años (Nature 2011). Hace 150.000 años los neandertales  malagueños de la cueva del Bajoncillo (PLOSone 2011), ya consumían moluscos marinos.
Los neandertales de cueva Millán (Burgos), consumieron gran cantidad de anguilas, truchas y bogas hace 40.000 años (Munibe 2005), y hay muchas otras evidencias para este período como las de Bolomor en Valencia o Gorham's cave en Gibraltar.
Aunque se desconoce cómo obtuvieron el pescado en épocas tan tempranas (quizá con trampas de fosa aprovechando las mareas, a mano en roquedos de bajamar y orillas de cursos fluviales, marisqueo, etc), todo indica un conocimiento, aprovechamiento controlado y consumo no casual de estos recursos. Tan sólo un pequeño objeto bi-apuntado hallado en el yacimiento Uluzziense de Castelcivita (Italia), es considerado por algunos investigadores como un posible anzuelo neandertal (Quaternary International 2012, Blog NTQT). Estas piezas rectilíneas con extremos opuestos apuntados identificadas como anzuelos, son corrientes en el paleolítico superior perdurando hasta el calcolítico y la edad del bronce, si bien, su clasificación como anzuelos en determinados contextos y yacimientos siempre ha estado sujeto a conjeturas.

Primeros anzuelos
En la cueva de Jerimalai (Timor, Indonesia), también hay referencias de consumo de pescado hace 40.000  años, pero en este caso no se trata de peces de costa como en Blombos, o fluviales como en cueva Millán, si no pelágicos (de mar abierto), lo que evidencia una tradición anterior en materia de pesca. ¿Qué técnicas e instrumentos utilizaron? Tampoco se sabe, pero sin duda debieron manejar algún tipo de redes o anzuelos.
En el mismo yacimiento se encontró un fragmento de anzuelo elaborado en concha, para la pesca de especies litorales (Nature 2011), con una antigüedad que oscila entre 16.000 y los 23.000 años, perteneciente ya al paleolítico superior.
También en concha y del paleolítico superior es el anzuelo curvo hallado en la cueva de Sakitari (Okinawa, Japón), que con 23.000 años de antigüedad presenta el récord de anzuelo más antiguo (PNAS 2016). Estos  anzuelos recurvados no son exclusivos del pacífico, en el 5º milenio aparecerán en el golfo de Arabia (Arabian Archaeology 2008, JSO 1997), y se han seguido utilizando en época histórica entre diferentes grupos del pacífico (Ver Beasley 1928).
En el yacimiento alemán de Wustermark (JAS 2013) se hallaron 5 ejemplares curvos elaborados en hueso y marfil, con una cronología de finales del paleolítico (12.3ka Bp), y uno más en marfil de época solutrense (19.000 años).  Durante las últimas etapas del paleolítico superior son los anzuelos curvos de Mas D'Azil (Francia), Klien Lieskow (Alemania),  Bois Ragot, Pont d'Ambon, en ocasiones clasificados como "ganchos" (crochets) al no poder identificar claramente su función (BSPF 1980 y CAP 1980), los anzuelos rectos con o sin escotadura central (también denominados biapuntados,  rectilíneos o fish gorges) del paleolítico superior de Nerja, el Castillo (Pyrenae 2005), o Le Placard,  y los anzuelos barbelados (de lengüetas, pinchos, o barbed según la terminología anglosajona) de Courbet (Magdaleniense), La Madeleine o La Gravette (Éléments barbéles, Cahier VII, 1995).
El mayor desarrollo de anzuelos tiene por tanto lugar a finales del paleolítico superior, coincidiendo con el desarrollo de los arpones.

Anzuelos neolíticos
En el neolítico asistimos a una renovada industria del hueso, lo que unido a la experiencia previa del paleolítico superior en materia de anzuelos y a una mejor conservación de los restos (sobre todo los procedentes de turberas y yacimientos lacustres del centro y norte de Europa), nos procura numerosos ejemplos que en lo esencial, mantienen las formas anteriores pero con varias innovaciones como los anzuelos compuestos, con muerte, cabezas de arpón, las plumas a modo de señuelo o instrumentos para descamar el pescado, a lo que habría que añadir la aparición de nasas y butrones.
Rectilíneos del mesolítico griego (Gioura), perforados (Mauritania) o con escotaduras (El Espertín, Cantabria (Veleia 2008).
Anzuelos curvos como el de Bedeilhac (BSPF 1951), Cyclops (Grecia), las series serbias de Donja Branjevina y Starcevo (AAC 2011), anzuelos compuestos con emplumado de Vinca Belo Brdo (JAS 2016), con notables parecidos a los modelos etnográficos del pacífico (ver Beasley 1928), los numerosos ejemplares, algunos "con muerte" de Gomolava, cabezas de arpón en el yacimiento de Pietrele y en diferentes yacimientos japonenes de la cultura Jomon.
Anzuelos con perfiles en U elaborados a partir de falanges y huesos de ave. En el yacimiento suizo de Arbon Bleiche se encontró un anzuelo elaborado en colmillo de jabalí que todavía conservaba la línea, y en Zamostje, se ha documentado el uso de cuchillas en costilla de alce para el descamado del pescado (MAC 2013).

© Paleorama

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Anzuelo neolítico

Anzuelo neolítico

Anzuelo neolítico ( 3 x 1.6 x 0.3 cm)

Escribe tu opinión