Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar sus avisos y para analizar el tráfico. También recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Puedes acceder a nuestras políticas de cookies en este enlace.
Alfiler romano cabeza afacetada Ver más grande

Alfiler romano cabeza afacetada

PLIHA009

Nuevo

Alfiler romano de cabeza afacetada (7 x 0.3 cm)
(una unidad)

Más detalles

3,31 €

Información

Alfiler romano de cabeza afacetada

Réplica en resina de alfiler romano (acus crinalis), de sección circular, vástago fusiforme y cabeza afacetada de sección poligonal (forma A-XIX.8 de Beal). S. I-V d.C. Con paralelos en Conimbriga, Pamplona, Rubina (Kobie 2012, nº 31, p117, Fig. 6, nº 45-47), Augustudunum (a), Complutum (Rascón et al, 1995, p321, fig., 5 nº 94), o Torre Águila (Fig 3, Nº14, 1).

Agujas
Las agujas (acus), son objetos estrechos, alargados, apuntados con longitudes que no suelen superar los 10 cm y con una o más perforaciones en uno de los extremos. Se elaboraron fundamentalmente en hueso y en menor medida, en metal. Se clasifican fundamentalmente a partir de la morfología de su remate, el tipo de perforación y el desarrollo del vástago, observando en la mayoría de los casos una relación entre las distintas variables (Beal, J. 1983. Les objets de tabletterie antique du Musée archéologique de Nimes). Es uno de los objetos más comunes en el repertorio arqueológico romano, y su función está relacionada con la costura, una ocupación fundamentalmente femenina.

Existe por tanto una gran variedad de tipos (Ponte, S. Conimbriga XVII 1978), de remate espatulado, redondeado, cónico, triangular, aplanado, etc. Con un sólo orificio, dos o más, donde la morfología de la perforación es igualmente variada (circular, rectangular, en ocho y combinaciones de todas ellas), en función del tipo de cosido, el número de hilos, etc (ANAS IV-V, 1991 pp 181-216).

Alfileres
A diferencia de las agujas, los alfileres no están perforados, presentan la cabeza bien diferenciada y el vástago es fusiforme para favorecer la sujección del cabello. Se utilizaron por tanto para sujetar el pelo recogido (aci crinalis), y quizás también para fijar algún tipo de vestimenta (Andreu, J. HABIS 44, 2013). Como en las agujas, las cabezas presentan diferentes formas (esférica, cilíndrica, oval, cebolla, apuntada, discoide, decorada, afacetada, parabólica, con dorados, etc) (ANAS IV-V).

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Alfiler romano cabeza afacetada

Alfiler romano cabeza afacetada

Alfiler romano de cabeza afacetada (7 x 0.3 cm)
(una unidad)

Escribe tu opinión

Productos relacionados