Este sitio emplea cookies para prestar sus servicios, para personalizar sus avisos y para analizar el tráfico. También recibe información sobre tu uso de este sitio web. Si utilizas este sitio web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Puedes acceder a nuestras políticas de cookies en este enlace.
Resuelve tus dudas por WhatsApp

Vidrio romano. Skiphos

REPVA018

Nuevo

Skyphos romano de vidrio ( 15 x 18 x 11 cm)

Más detalles

3 artículos

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

67,77 €

Información

Reproducción de ungüentario romano de vidrio
Reproducción mediante la técnica de soplado, de un skyphos romano. El skyphos es un recipiente en forma de cuenco y paredes rectas o ligeramente convexas, que presenta dos asas opuestas cerca del borde. Esta pieza hunde sus raíces en formas cerámicas de la Grecia del S.XI a.C. Con el tiempo se elaboraron en metal (generalmente plata) y vidrio. Formaba parte de la vajilla de vidrio romana para el consumo de vino.

Este skiphos inspirado en formas romanas de tamaño más reducido, es una edición limitada y está elaborado siguiendo protocolos de arqueología experimental en vidrio soplado. Por este motivo, tanto el tamaño como la coloración y el envejecido, pueden variar sensiblemente de tonos traslúcidos a verdes.

Origen del vidrio
Todo parece indicar que las primeras producciones relativas al vidrio se remontan al tercer milenio a.C en Mesopotamia y Egipto bajo al forma de pequeñas cuentas y barritas. Hacia mediados del segundo milenio, y en ambas territorios, se documentan los primeros vasos, recipientes y demás objetos de vidrio obtenidos mediante diferentes técnicas como la cera perdida, el moldeo, los núcleos de arena o el tallado.
En el siglo Ia.C es cuando se desarrolla la técnica del soplado, probablemente en Siria y Egipto, y algo más tarde el soplado sobre molde (S Id.C), técnicas que permitirán producir grandes cantidades de objetos abaratando costes de producción. En poco tiempo, y gracias a las extensas redes comerciales de la época y a la expansión del imperio romano, el vidrio se convertirá en un elemento habitual de la civilización, con todo tipo de usos, desde láminas de vidrio para cerramiento de ventanas (RVP 2001), a menaje de vajilla, recipientes de uso funerario, almacenaje, adorno o piezas de juego. (E. Alonso Cereza UCM 2010).

¿De qué está hecho el vidrio?
El vidrio es un material transparente o translúcido no cristalino, duro y frágil, que se obtiene fundiendo una mezcla de sílice (supone el 75% de la mezcla, por lo que eran muy valoradas las que presentaban menos impurezas), fundente (sustancias que ayudan a disminuir la temperatura de fusión, principalmente la sosa, ya sea de origen mineral o vegetal. El fundente constituye el 20% de la mezcla), y cal en proporción del 5% (la cal aumenta la estabilidad química y mecánica del vidrio). Además se añadían otros elementos secundarios como el calcín (fragmentos de vidrio reutilizado), que aporta homogeneidad al producto final), oxidantes como el antimonio o el magnaneso para decolorar el color producido por las impurezas y colorantes a base de óxidos metálicos (E. Alonso Cereza, RAH 2005,176 y ss)

Reseñas

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Vidrio romano. Skiphos

Vidrio romano. Skiphos

Skyphos romano de vidrio ( 15 x 18 x 11 cm)

Escribe tu opinión

Productos relacionados